Asociación Mexicana de Franquicias

Asociación Mexicana de Franquicias

Franquicia tu negocio: Haz crecer tu negocio convirtiéndolo en una franquicia

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
Franquiciar

Franquiciar
franquiciar

En el ambiente competitivo de las empresas de hoy, los dueños de negocios buscan una manera de hacer crecer su empresa, especialmente si se ha demostrado la habilidad de esta para tener éxito. Para muchos, el siguiente paso es convertir su negocio en una franquicia.

Las ventajas de franquiciar 

  1. Crecimiento controlado y constante del negocio: Ya que se establecen los sistemas y procedimientos necesarios, el proceso e inversión para abrir nuevas sucursales es mucho más sencillo para los franquiciatarios que si iniciaran una empresa desde cero, lo que puede ser un gran estímulo para muchos.  
  2. Mayor reconocimiento de marca: La constancia y presencia de múltiples puntos de venta no sólo hacen que tu marca gane mayor prestigio, sino que los clientes la consideran más confiable y la tienen más en cuenta a la hora de hacer sus decisiones de compra.
  3. Ingresos permanentes: Entre las regalías y cuotas, se establecen ingresos constante al sistema de franquicia, que no solamente benefician al franquiciante, sino que a la larga, se reflejan en el éxito de las unidades de los franquiciatarios.
  4. Aumento de la eficiencia: Con la estandarización de los procesos, los problemas de cada unidad de franquicia pueden ser manejados por los franquiciatarios a los que pertenece, de acuerdo a protocolos establecidos.

¿Qué necesito para franquiciar?

Para convertir tu negocio en una franquicia, estos son los pasos que necesitas seguir:

    1. Conoce tu empresa totalmente: Haz un recuento de todo lo que se necesita para hacer que los clientes puedan probar tu producto o servicio.

      Detalles como la distribución, el número óptimo de empleados por sucursal, la lista de proveedores aprobados, y los detalles contables son lo primero que se viene a la mente, pero también es importante incluir otros detalles, como los protocolos de seguridad, de limpieza y de contratación de personal.

      Recuerda que, aunque ya sepas por intuición qué es lo mejor para mantener tu negocio funcionando de manera óptima, tus franquiciatarios necesitan la mayor cantidad de información para poder replicar tu modelo de empresa a la perfección.

      Elabora manuales que expliquen de manera metódica cómo funciona tu empresa en todos los sentidos, y, de ser posible, consigue asesoría de expertos en el tema para aprovechar todas las áreas de oportunidad.
    2. Infórmate sobre la situación legal que aplica a tu empresa: ¿Cuáles son los permisos y/o certificaciones necesarias para que tu empresa funcione? ¿Es necesario hacer algún trámite o declaración particular? (¿artículos relacionados?) Consigue asesoría legal de un abogado experto en el tema que pueda darte las medidas necesarias para franquiciar tu empresa debidamente.

      Instituciones como la Asociación Mexicana de Franquicias pueden brindarte asesoría para decirte cómo franquiciar tu empresa.
    3. Proyecta el crecimiento de tu negocio: La decisión de franquiciar tu empresa está relacionada a su éxito, por supuesto, pero también es importante estar consciente de la manera en la que crece.

      Si se hace de forma correcta, una proyección de crecimiento reflejará el éxito y la sostenibilidad de tu franquicia, para establecer los objetivos y metas a cumplir. Recuerda que tu modelo de negocio va a aplicarse en diferentes áreas o ubicaciones, y que esto tendrá un impacto en la manera en la que se desarrollará.
    4. Evalúa a tus franquiciatarios: El hecho de que un administrador tenga el dinero suficiente para comprar tu franquicia no quiere decir que tenga lo necesario para hacerle justicia.

      Es importante recordar que todas las franquicias operan bajo el mismo nombre de marca, y que si la persona que adquiere tu franquicia no es de confianza, puede perjudicar a tu imagen de marca.

      Elige a un franquiciatario que reúna las cualidades necesarias para administrar un negocio rentable; trabajar en equipo contigo, con sus empleados y el equipo de capacitación; establecer objetivos y cumplir con las cuotas que corresponden
    5. Establece límites sensatos: Para preservar la identidad de tu marca, es importante mantener la uniformidad de la franquicia en todas sus unidades, pero también hay que recordar que tus franquiciatarios necesitan cierta libertad para tomar decisiones, como dueños de empresa.

Darles a tus franquiciatarios la oportunidad de tomar decisiones para mejorar el desempeño de la franquicia ayudará a mejorar las relaciones entre franquiciante y franquiciatario, y también dará espacio a más intercambios de ideas para el éxito de tu marca.
Para franquiciar tu negocio es importante tener en cuenta todos los factores que pueden afectar a su rendimiento, así como la importancia del trabajo en conjunto con los franquiciatarios.
Estos son algunos puntos a considerar:
 
 

  • Informarte de todo lo que conlleva el mantener tu negocio funcionando de manera óptima.
  • Asegurarte de que cumpla con los requisitos legales para mantenerse en el mercado.
  • Tener expectativas realistas sobre las posibilidades de expansión y crecimiento de tu negocio.
  • Saber lo que esperas de tus franquiciatarios, para poder vender tu franquicia a personas que cumplan con ese perfil
  • Cooperar con tus franquiciatarios para garantizar el éxito de tu franquicia.

Quizá te puede interesar:

X
X
X