Asociación Mexicana de Franquicias

Asociación Mexicana de Franquicias

¿Ya estás listo para franquiciar? Parte 2

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email


Lee la primera parte aquí

El proceso de crear tu franquicia debe involucrar las siguientes áreas:

  1. Planeación estratégica de tu franquicia.  Debes analizar tu empresa y tomar decisiones sobre cómo se conformará tu franquicia, qué procesos conservarás tú directamente y cuáles se trasmitirán al franquiciatario, si serás proveedor de insumos (si tienes la capacidad de hacerlo, es rentable para franquiciante y franquiciatario y se agrega valor a la marca), cómo darás asistencia técnica, etc.
  2. Instrumentación jurídica. Un abogado –o grupo de abogados- con experiencia en el área de franquicias y propiedad intelectual deben revisar los elementos factibles de protección en tu negocio y garantizar que estén debidamente registrados, así como generar toda la documentación legal que se requerirá durante todo el ciclo de vida de la relación con el franquiciatario (COF, convenios de confidencialidad, cartas de intención, contratos de franquicia, convenios de cesión de derechos, contratos de terminación, etc.)  También considera que como parte del know-how debes proporcionar a tu franquiciatario la documentación legal que él necesite utilizar para operar, como contratos laborales, reglamentos de trabajo, contratos a celebrar con los respectivos clientes, etc.
  3. Elaboración de manuales. Estos serán tu medio principal para la trasmisión del know-how.  Manuales completos, claros y prácticos facilitarán tu labor como franquiciante y darán el soporte necesario al franquiciatario, desde que firma el contrato de franquicia, instala su unidad, realiza la operación diaria, hasta el cumplimiento de normas y reglamentos.  De acuerdo al giro de tu negocio, se determinarán los manuales que son necesarios elaborar y la forma de hacerlos.
  4. Asesoría financiera. Como franquiciante, debes contar con el apoyo de un financiero experto en franquicias que haga la evaluación del potencial de tu negocio y te ayude a determinar las cuotas de franquicias, regalías, fondos de publicidad.  Así mismo, generar una proyección financiera del comportamiento probable y esperado que tendrá una franquicia, para que el franquiciatario pueda valorar el rendimiento de su inversión y las expectativas que tendrá con la franquicia.
  5. Estructuración de tu empresa para convertirla en empresa franquiciante. Al otorgar franquicias, entrarás a un nuevo giro de negocio alterno: la comercialización de tus unidades de negocio.  Debes prepararte adecuadamente para esta etapa, desarrollar el material que te servirá para desempeñar tu labor (incluye tus propios manuales de operación) y planear los recursos humanos que tendrás que ir incorporando conforme vaya creciendo tu red de franquicias.  Es mejor apoyarte con expertos, que conozcan todos los puntos que debes cubrir y te den capacitación a ti y al personal que tú elijas.
  6. Generar utilidades, ya que tu negocio actual no las está dando, y consideras que con las franquicias generarás ingresos adicionales. 
  7. Que las franquicias operen de la forma correcta, como “se debería hacer” y que tú no has logrado por la cantidad de pretextos que quieras poner (porque aquí los empleados ya están mal acostumbrados, porque yo empecé diferente, porque mi lugar no es el óptimo, etc.).  Franquiciar implica estandarizar y trasmitir los conocimientos probados.  Primero haz las mejoras tú y demuestra que es posible operar de esa manera.
  8. Experimentar con nuevos modelos, vertientes, imagen, servicios o productos, que actualmente no existen en tu negocio.
  9. Generar utilidades, ya que tu negocio actual no las está dando, y consideras que con las franquicias generarás ingresos adicionales. 
  10. Que las franquicias operen de la forma correcta, como “se debería hacer” y que tú no has logrado por la cantidad de pretextos que quieras poner (porque aquí los empleados ya están mal acostumbrados, porque yo empecé diferente, porque mi lugar no es el óptimo, etc.).  Franquiciar implica estandarizar y trasmitir los conocimientos probados.  Primero haz las mejoras tú y demuestra que es posible operar de esa manera.
  11. Experimentar con nuevos modelos, vertientes, imagen, servicios o productos, que actualmente no existen en tu negocio.

¿Cuándo es buen momento para franquiciar?

  • Tu negocio está generando utilidades atractivas.
  • Existe una tendencia a la alza en la demanda de tu producto o servicio, la cantidad de tus clientes es creciente.
  • Otras personas han mostrado interés por tu concepto.
  • Tu marca ha ganado prestigio y posición en el mercado.
  • Estás pensando en una expansión a otras zonas.

Si coincides con 2 o más de las situaciones anteriores, es probable que franquiciar sea conveniente.  Lo que debes evitar a toda costa es franquiciar por alguna de las razones siguientes:

  • Generar utilidades, ya que tu negocio actual no las está dando, y consideras que con las franquicias generarás ingresos adicionales. 
  • Que las franquicias operen de la forma correcta, como “se debería hacer” y que tú no has logrado por la cantidad de pretextos que quieras poner (porque aquí los empleados ya están mal acostumbrados, porque yo empecé diferente, porque mi lugar no es el óptimo, etc.).  Franquiciar implica estandarizar y trasmitir los conocimientos probados.  Primero haz las mejoras tú y demuestra que es posible operar de esa manera.
  • Experimentar con nuevos modelos, vertientes, imagen, servicios o productos, que actualmente no existen en tu negocio.

En Resumen

Franquiciar puede ser una buena idea para crecer tu marca.  Si te interesa incursionar en este modelo, sigue estos pasos:

  1. Infórmate, capacítate.
  2. Verifica que tu negocio esté en el punto de madurez idóneo para franquiciar.  Si no es así, haz un plan de trabajo para prepararlo.
  3. Acércate a expertos, es trabajo para un equipo especializado, no para una persona.
  4. Recuerda que franquiciar es ingresar a otro giro de negocio.  Estructura tu empresa franquiciante, considera que de manera independiente a tu negocio actual también debe ser rentable, tendrás que hacer una inversión inicial para prepararte, misma que deberás recuperar en un plazo razonable. 
  5. No olvides cumplir tus compromisos: velar por tu marca y su crecimiento, respetar las condiciones contractuales, dar trato equitativo a tus franuiciatarios, y sobre todo, mantener tu negocio a la vanguardia, innovar.

Franquiciar es una opción viable para ti, porque:

  • Podrás crecer con capital externo
  • Tu marca ganará plusvalía
  • Existen múltiples casos de éxito
  • Contribuirás al desarrollo económico y formal de tu entorno
  • Contarás con apoyo de expertos en franquicias que te llevarán de la mano durante el proceso

 

Quizá te puede interesar:

X
X
X