Asociación Mexicana de Franquicias

Asociación Mexicana de Franquicias

8 razones válidas para capacitar al personal de tu empresa

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email


Capacitar al personal, entrenarlo y proporcionarle nuevas herramientas para su desarrollo tiene muchas ventajas. Sin duda, su aprendizaje continuo influye directamente en su desempeño a favor del crecimiento de la empresa.
Estas capacidades repercutirán positivamente es dos aspectos a futuro: la facultad para aprender será cada vez más rápida, perfeccionando así los resultados; y a su vez, la creatividad aumentará, influyendo en el talento para innovar constantemente.
Pero si aún dudas si es buena idea invertir en capacitación, descubre a continuación por qué puede ser una de las mejores decisiones para tu empresa.

1. Eleva la imagen de la organización

La imagen de una empresa se construye insight, es decir, desde adentro. La percepción de nuestro público externo será positiva al interactuar con un personal capacitado y profesional, ya que al mismo tiempo será eficiente y eficaz. 
Asimismo, estará preparado para enfrentar no sólo a los clientes, si no también a los competidores. El desarrollo personal y laboral de los empleados incrementa su confianza en ellos mismos, la empresa, los directivos y lo más importante: los clientes se sienten más seguros y felices por el servicio prestado. 
Esta la única manera de que la empresa sea reconocida por su calidad, garantía, prestigio y capacidad para solucionar sus problemas.

2. Aumenta la satisfacción en el trabajo

No hay mayor incentivo para los trabajadores que el sentir que están creciendo laboral y personalmente, y que tú como empresa puedas brindarle eso, no tiene precio. 
Por el contrario, cuando sienten que ya no pueden aprender más y que no existe la posibilidad de avanzar en su centro de trabajo, surgen dos opciones: desmotivación total para asistir con buena actitud y realizar sus actividades, o bien, buscar otro empleo que satisfaga su necesidad de crecimiento. 
Ninguna de esas situaciones convienen a la empresa; el costo de contratar nuevo personal será siempre mayor que el invertir en capacitaciones, entrenamientos, talleres, cursos, entre otros. 

3. Reduce la rotación de empleados

Si bien la rotación de personal es algo imprevisible o inevitable, sí podemos reducirla al máximo mediante acciones para tener al personal motivado y cumpliendo con los objetivos de la empresa durante el mayor tiempo posible.
Si todo empleado desde que ingresa a la organización recibe capacitación y herramientas que le permitan desempeñarse con eficiencia en su puesto, se convertirá en un colaborador fiel e íntegro con tu empresa. 

4. Aumento en calidad del producto y servicio

El aumento en la productividad es esencial para elevar el nivel empresarial y lograr un óptimo manejo de los recursos disponibles para mejorar la calidad del entorno. 
En ese sentido, un equipo altamente capacitado cumplirá y ejercerá sus funciones con eficiencia, por lo que el servicio o producto de nuestra organización elevará su calidad. 
Los incrementos en la productividad y buen servicio conducen a un mayor flujo de efectivo en la empresa, con el que se tendrá más capacidad económica para invertir en la expansión, adiestramiento y creación de nuevos empleos.

5. Certificación y manejo de tecnología

La certificación del personal es muy importante para acceder a más público, y a su vez, permitirá que la empresa sea catalogada como seria y de calidad.
De igual manera, los empleados capacitados podrán enfrentar el uso y aprovechamiento de las nuevas herramientas tecnológicas en beneficio de tu negocio; recuerda que éstas evolucionan cada día, elevando considerablemente, una vez más, la productividad de la empresa.

6. Incrementa la productividad. 

Al capacitar a tus colaboradores, la productividad se incrementa debido a que estarán motivados y mejor preparados para sus actividades. Si sus habilidades son superiores, impactarán de manera positiva en el total de la productividad de la organización.
Las prácticas y aprendizaje continuo se convertirán en hábitos de respuesta rápida; perfeccionando los talentos “aprenden a aprender”, adquiriendo más conocimientos, incorporando técnicas, afinando destrezas, dominando y aprovechando este proceso.
La eficiencia mejorará y gracias a esto, el personal podrá encargarse de tareas de mayor envergadura o de las mismas, pero con mayor facilidad y rapidez, sintiéndose cada vez mejor con su rol dentro de la organización. 

7. Disminuye la necesidad de supervisión

Cuando nuestros empleados cuentan con asesorías de capacitación, se encontrarán preparados para laborar bajo una confianza más fuerte, sin necesidad de una supervisión constante. 
La relación interpersonal y laboral mejora cuando están calificados y altamente capacitados, pues todas las partes sabrán sus roles dentro de la empresa y qué actividades realizar para que todo fluya correctamente.

8. Mejora la gestión de riesgo

No podemos ocultar que el tiempo en el que vivimos es de grandes transformaciones. Se caracteriza por el número y la intensidad de las variaciones, planteando grandes retos y cuestionamientos: ¿Cómo adaptarse? ¿Cómo anticipar? ¿Cómo enfrentar los cambios?
La mejor manera de responder estas grandes dudas es a través del aprendizaje, saber qué capacidades tenemos y cuáles necesitamos para surfear la ola y salir adelante con éxito.
Por ello, en toda empresa es fundamental evaluar la gestión de riesgos y contingencias. Al contar con trabajadores capacitados, podremos evitar muchos problemas, o por el contrario, saber tomarlos como oportunidades.
Las empresas o negocios que tendrán éxito en el nuevo milenio, sin duda, serán las que se conviertan en compañías inteligentes, aquellas que aprovechan las habilidades de todo su personal. Por eso, invertir los recursos en el adiestramiento será imperativo si se busca la excelencia.

Quizá te puede interesar:

X
X
X