Asociación Mexicana de Franquicias

Asociación Mexicana de Franquicias

“La sabiduría radica en hacernos responsables de nuestro futuro, no en recordar nuestro pasado” -anónimo.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

“La sabiduría radica en hacernos responsables de nuestro futuro, no en recordar nuestro pasado” -anónimo
Tendemos en pensar que nuestras franquicias se comportaran de la misma manera en el futuro que como se comportan hoy en día, esta conversación surgía en días pasados conversando con franquiciantes durante una dinámica en una de las sesiones del Diplomado del Instituto Latinoamericano de franquicias, pero si a los mismos franquiciantes les preguntas ¿tu negocio es el mismo de hace 5 años? Te responden con suma facilidad que no, entonces porque resulta complejo visualizar los cambios en el futuro.
Si algo nos dejo el Covid19 es que un gran numero de franquiciatarios descubrieron que estamos en tiempos que nos obligan a reconocer el “fin de la ilusión de la historia” que hace referencia a que nuestro pasado es claramente diferente al presente, pero pensamos que nuestro presente es la versión real y final de nuestro negocio, en pocas palabras “Las franquicias son edificaciones que deben mantenerse en actualización constante, aunque algunos creen erróneamente que ya son obras terminadas”.
Tu franquicia, tanto el modelo de negocios, infraestructura, clientes y colaboradores se modifican con el tiempo (o deberían). Por ejemplo, dentro del top 10 de las empresas más grandes en 2008 vs 2018, solo una empresa se mantuvo diez años después (Microsoft).

El cambio es inevitable, y debe ser atendido y dibujado a través de estrategias que te ayuden a posicionarte en tu mercado, a continuación, enlistamos tres fases para apoyar a tu franquicia en convertirse en la franquicia que necesita ser para enfrentar y blindar su futuro.
 
 
Fase 1: Distinguir a tu antigua, actual y futura franquicia como distintas.
La mayoría de las franquicias trabajan en funciona de su pasado, se acaban convirtiendo en organizaciones que se centran en volver mas eficiente su pasado, administran sus glorias pasadas sin preocuparse del mercado.
Cuando se trata del futuro debemos olvidar lo que nuestro pasado y pensar como estrategas y moldear nuestras ventajas competitivas en función del futuro que el mercado y el cliente demandan.
Atarnos al pasado o buscar en él, las respuestas, es la crónica de una muerte anunciada para tu franquicia.
Debes reconocer que tu organización no atiende a los mismos clientes, los sectores se han vuelto mas especializados y tienes que enfocarte en cuanto ha cambiado tu entorno, así como tú mismo lo has hecho.
Preguntas para esta fase:
Una vez que decidas hacer frente al futuro, intenta iniciar preguntándote
¿Qué éxitos ha tenido mi franquicia en los últimos meses?
¿Cómo se han comportado las analíticas de mis últimos estados de resultado?
En la temporalidad que te funcione, semanal, quincenal o trimestral.
Paso 2: Diseña el futuro deseado
Es mucho más fácil inconformarse con el presente que imaginar un futuro diferente, es más cómodo distraernos con la montaña de pendientes que una operación de franquicias genera, que hacer las preguntas difíciles (pero necesarias) que son, que esperamos del futuro, ya que preferimos ser reactivos a las dinámicas operativas, que estratégicos en concebir el futuro.
Por ejemplo, cuando una franquicia decide atacar canales de distribución digitales, la idea por si sola no es suficiente, requiere tomar acciones consientes para desarrollar ese objetivo específico. No se puede crecer eficazmente sin una estrategia a ese crecimiento, se necesita un objetivo claro para dar forma al proceso.
Además, diversas investigaciones demuestran que las organizaciones que tienen estrategias relevantes, objetivos claros y las habilidades blandas para comunicarlas, brindan motivación y confianza a sus colaboradores, lo cual se traduce en equipos de trabajo comprometidos con cumplir dichas metas e incluso incrementan las competencias que ponen a disposición, en conclusión, tus comportamientos presentes deben moldearse en función de una visión clara.
Tu futura franquicia no debe ser las que las circunstancias te llevan a descubrir, es la franquicia que decidas que sea.
Preguntas para esta fase
¿Cuáles son las acciones que retan mi zona de confort?
¿Cómo me encontraron mis clientes más recientes?
Paso 3: Crea una nueva narrativa a tu marca.
El contar historias que aprovechen o creen una atmosfera mágica ayudan a conectar mejor con los usuarios finales.
Pero no es suficientes, tienes que decir a todos los que rodean a tu franquicia, colaboradores, franquiciatarios y clientes, comunica en que te vas a convertir, no se trata de tener la pose de que lo haces, sino de trabajar honesta y humildemente en que tu franquicia del futuro se vuelva una realidad, una empresa diferente a la que es hoy.
Aún no eres tú franquicia del futuro, pero ahí es a dónde vas.
Por supuesto, esto requiere valor. Es mucho más fácil decir, «Esto es lo que hay». Publicar «En esto me voy a convertir» es arriesgado, ya que no se garantiza que tenga éxito. Pero también es la única manera de ser intencional acerca de en que vas a convertir tu franquicia.
Comunicar al mercado en que quieres convertirte, es increíblemente poderoso porque te obligará a hacer que los hábitos, procesos y decisiones sean alineadas con el futuro que diseñaste.
Así es como creas la franquicia que diseñaste ser.

Quizá te puede interesar:

X
X
X